5 mitos sobre los torniquetes

¿Hay que aflojarlo? ¿Sólo lo puedes usar en caso de riesgo extremo para la vida? Vamos con los 5 mitos más habituales sobre los torniquetes.

En los últimos años cada vez más se habla de los torniquetes. Algo que originalmente parecía destinado únicamente a los terrenos de batalla, e incluso allí era tratado como algo tabú (sobre todo por la medicina de nuestro país) se va implantando cada vez más, pero no solo en tierras lejanas y por nuestras tropas, si no en la vida civil y de cada día. Los últimos atentados indiscriminados están demostrando la utilidad de un útil que tiene un coste bajo, no pesa y se puede transportar en cualquier sitio.

  1. Los torniquetes se deben utilizar solamente como último recurso.

Este es un enfoque peligroso y anticuado. Hay una cantidad abrumadora de datos contrastados que tumban  este mito. Si estas está asistiendo a una clase y eso es lo que están diciendo, te aconsejamos que busques una segunda opinión.

Existen multitud de ejemplos en el mundo real que atestiguan la normalidad en el uso de torniquetes y como salvan vidas a diario en la vida civil.

Atención primaria TCCC

En un marco táctico o de tirador activo, el torniquete se convierte en un “must” y se debe utilizar ante la simple sospecha de que una víctima está sangrando por una extremidad. Durante muchos años las hemorragias de las extremidades fueron la principal causa de muerte prevenible en el campo de batalla, ahora ya superada por las hemorragias en las zonas de unión (axila, ingle, y el cuello).

Mejoras significativas en la formación, junto con la disponibilidad de torniquetes han dado como resultado una marcada disminución de la mortalidad. A través de la educación en sistemas como el TCCC y la persistencia de los militares han cambiado la forma en que vemos los torniquetes a pesar de las veces que se ha repetido lo de “sólo como último recurso”.

Durante un estudio de 7 meses en 2006 en el Combat Support Hospital en Bagdag, publicado en The Journal of TRAUMA Injury, Infection, and Critical Care en Febrero de 2008, se realizó un estudio sobre la incidencia de la aplicación de los torniquetes :

  • 232 pacientes
  • 428 torniquetes aplicados
  • El torniquete CAT fue aplicado un 79% de las veces
  • No se apreciaron lesiones causadas por su aplicación (necrosis, fallo renal, amputaciones, necesidad de fasciotomia)
  • No se realizó una sola amputación debido al uso del torniquete

Existe una gran diferencia entre un escenario civil urbano y uno militar. Mientras en un escenario civil, el paciente será atendido y/o evacuado durante la hora siguiente al incidente que ha conllevado la aplicación del torniquete, reduciendo a casi 0 el riesgo de lesiones en las extremidades, en un escenario militar puede ser distinto. Como hace constar la National Association of Emergency Medical Technicians (NAEMT) en su informe  Optimizing the use of Limb Tourniquets in TCCC, su utilización en Irak y Afganistan es común y sin incidencias remarcables para los pacientes, ya que cuentan con un protocolo de extracción de heridos MEDEVAC con unos periodos de respuesta muy cortos. Pero bien distinto puede ser para su uso en escenarios donde los tiempos de extracción  necesitan de un tiempo prolongado.  En general y como se sigue constatando en la última revisión de Noviembre de 2015 de las Tactical Combat Casualty Care Guidelines El uso del torniquete es seguro hasta las 2 horas de aplicación y debe ser revisado por personal especializado lo antes posible desde su aplicación. NUNCA se debe retirar, aflojar, o mover de sitio un torniquete por personal que no tenga los conocimientos acreditados para ello. Si no cesa el sangrado, se debe aplicar un segundo torniquete, o la combinación de torniquete y hemostáticos. MUY IMPORTANTE siempre siempre, SIEMPRE, marcar la hora de aplicación del torniquete.

La aplicación de torniquetes debe ser realizada de una manera consciente y selectiva, únicamente en pacientes con hemorragias exanguinantes y recibir atención médica lo antes posible.

En el mundo civil, a nivel mundial se aplica el algoritmo THREAT contenido en el Consenso Hartford (ya por su tercera edición)

  • Eliminar la amenaza (Threat supression)
  • Control de la hemorragia (Hemorrhage control)
  • Extracción rápida a un lugar seguro (Rapid Extrication to safety)
  • Evaluación por personal sanitario (Assessment by medical providers)
  • Traslado para el tratamiento definitivo (Transport to definitive care)

Botiquín TCCC 5.11

  1.  La colocación de un torniquete es igual a la pérdida de la extremidad.

La perdida de una extremidad por el uso de un torniquete es extremadamente rara. En cualquier caso es mucho menor que el riesgo de los efectos de una hemorragia. Es de total aplicación “Vida sobre la extremidad”. Existen multitud de casos documentados donde pacientes con torniquetes comerciales lo han tenido durante 8 horas y más y no han perdido la extremidad. En los casos que se ha producido, ha sido atribuido a una herida de bala, lesión por estallido, metralla, fragmentación, traumatismos de alta velocidad y no como resultado del flujo sanguíneo restringido de la colocación del torniquete.

Si bien se han constatado algunos casos donde el uso del torniquete ha superado varias horas de aplicación sin lesiones graves e irreversibles para el paciente, se debe aplicar de una manera consciente y únicamente en casos de hemorragias exanguinantes y buscar atención médica especializada en un periodo que no debería superar las dos horas desde su aplicación.

CAT Torniquete v. 7

  1. Los cinturones son el mejor torniquete.

Este es un completo disparate. El cinturón es un terrible torniquete; es extremadamente difícil, si no imposible para ocluir completamente el flujo de sangre arterial utilizando un cinturón. La utilización de un cinturón de hebilla nunca estará suficientemente apretado y tratar de apretar el cinturón retorciéndolo es un problema  debido a su rigidez. El palo para poder apretarlo debería ser algo tan grande como la pata de una silla. Si es mejor que nada, pero lo importante es concienciarse que es mucho mejor un torniquete comercial.

  1. Los torniquetes improvisados constituyen equipación médica adecuada.

Usar medios de fortuna en caso de urgencia no sólo es aceptable es encomiable. Existen multitud de historias de personas que han actuado como primer interviniente proporcionando unos primeros auxilios fundamentales. Brian Ludmer, un maestro de escuela que fue disparado en la pierna durante el tiroteo de Los Angeles, se arrastró hasta una tienda y consiguió encerrarse en el almacén. Encontró una sudadera y se la ató alrededor de la pierna para frenar la hemorragia. Frenar la hemorragia es exactamente lo que pueden hacer los medios de fortuna,  no detener. Instituciones sanitarias, bomberos, policías, protección civil y cualquier otra institución al cuidado de los ciudadanos se comportarían de manera negligente si no están equipados con torniquetes de fabricación comercial, que SI detienen las hemorragias.

Tras el atentado del maratón de Bostón, donde muchas vidas se salvaron gracias a la improvisación, la policía ha sido dotada de torniquetes. Cuando alguien esta sangrando significativamente, no es el momento para el arte y la artesanía.

  1. Este es el mejor torniquete.

Los torniquetes comerciales al igual que cualquier otro elemento de la equipación tienen ventajas y desventajas, fortalezas y debilidades. Todos ellos tienen matices sutiles y reglas generales con respecto a su uso. Si buscamos el más recomendable la pregunta sería “¿El más recomendable para quién, cuándo y dónde?” El torniquete prehospitalario empleado en adultos es igual para cualquier escenario o situación. Existen torniquetes específicos pediátricos pero son de aplicación hospitalaria mayoritariamente. El uso de torniquetes estandar en caso de emergencia, en niños, esta plenamente extendido. El torniquete que se utiliza en un área controlada de urgencias sería difícil de utilizar en un ambiente estresante con poca luz.

Aplicación de torniquete CAT en niños

Los torniquetes vienen en todas las formas, tamaños, colores, y realizan el trabajo de múltiples formas. Al igual que con cualquier otro trabajo, una tarea o misión la respuesta sensata es elegir la herramienta más adecuada para el.

Podríamos concluir que el uso del torniquete en los primeros intervinientes en escenarios urbanos es altamente recomendable y no requiere de una gran formación o conocimientos sanitarios. En un caso de tirador activo, o atentado indiscriminado, el primer interviniente puede ser decisivo con la simple aplicación de torniquetes a los civiles que hayan sido gravemente heridos en sus extremidades.

Recomendamos encarecidamente a todo aquel que realice algún servicio público de seguridad a tomar parte de algún curso  LEFRTCC de los que se vienen realizando periódicamente en nuestro país.

Este artículo fue publicado en la revista Tactical Online en su número de Mayo de 2016

Tactical Online Mayo 2016
TO Mayo 2016

3 comentarios sobre “5 mitos sobre los torniquetes”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.