Mossos d’Esquadra, Unidad de Armas

El mes pasado, en el número de febrero de TACTICAL Online, les informábamos de una reciente presentación del fusil de asalto B&T APC556  que tuvo lugar en las instalaciones de la Escuela de Seguridad Pública de Cataluña (ESPC) y que estuvo gestionada desde la Unidad de Armas del Cos de Mossos d’Esquadra (CME).

A quienes integran esta última, un pequeño grupo de media docena de agentes coordinados desde 2007 por el cabo Valero, les vamos a dedicar este reportaje, pues desempeñan una labor técnica muy especializada que ha recabado nuestro interés.

Autor texto e imágenes: Octavio Díez Cámara

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra

TACTICAL Online ha estado visitando recientemente sus instalaciones en el Complejo Policial de Egara (Sabadell, Barcelona) para conocer su actividad de primera mano y para obtener la información que hemos vertido en estas páginas. Antes de avanzar en nuestras explicaciones, querría agradecerles la especial disposición con quien estas líneas escribe para realizar mi labor y con este medio para difundir lo que hacen y lo que les define; tampoco hemos de olvidar el inestimable apoyo del Áreas de Comunicación de la Dirección General de la Policía.

Gran actividad

A primera vista podría parecer que la Unidad de Armas, encuadrada no hemos de olvidar en una organización que tiene unos diecisiete mil efectivos y que es la tercera más importante de las que conforman los cuerpos policiales organizados en España, es un núcleo administrativo con mucho papeleo por medio y poco más.

Su realidad es bien distinta y lo que les define, y se lo vamos a explicar con detalle en estas páginas, abarca áreas de investigación sobre lo más novedoso del mercado, de valoración de las diferentes propuestas que les pueden interesar, de definición de producto en relación con la elaboración de pliegos técnicos que acompañan a las licitaciones públicas, de gestión de adquisiciones dada su intervención en los procesos de compra, de almacenamiento al tener encomendado el stock de armamento y munición para su distribución a aquellos que lo requieran, de reparación para asumir pequeños problemas que puedan surgir en las armas cortas de dotación, de control las armas a través de las revistas periódicas, de …, una panoplia amplia de cometidos que requieren de un grupo especialmente cualificado y en el que sus componentes han ido formándose técnicamente a través de un proceso dilatado en el que han tenido mucho que ver pruebas de materiales, visitas a fábricas, participación en presentaciones, estancia en las principales ferias nacionales e internacionales del sector, etc.

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra
Imagen ODC

Quienes se encargan de esos cometidos son cinco agentes, un administrativo y un cabo. En los últimos años han incidido en un proceso que ha permitido ampliar el número de personas adscritas a la Unidad y para mejorar su capacitación técnico-profesional en la materia que identifica su tarea policial. Sobre su encaje orgánico, señalar que se trata de una Unidad Operativa que está encuadrada dentro del Área Técnica de Coordinación y Apoyo que junto con tres más -el Área Técnica de Planificación de Dispositivos, el Área de Coordinación Interpolicial y el Área Técnica de Proximidad y Seguridad Ciudadana- constituyen la División Técnica de Planificación de la Seguridad que, a su vez, forma parte de la Comisaría General Técnica de Planificación de la Seguridad.

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra

Sobre su actividad, señalar que la desarrollan en áreas que abarcan el armamento de dotación, las municiones que se emplean en las armas largas y cortas ya tengan estas capacidad letal o sean de letalidad reducida, las prendas antibala de dotación personal y colectiva, las defensas policiales extensibles, la metodología aplicada en los procesos de formación en el tiro y otros ámbitos. Básicamente, serían seis grandes bloques de trabajo en los que nos vamos a entretener.

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra

El primero contemplaría el estudio de la idoneidad de las diferentes armas, municiones y herramientas de uso policial, así como elementos de protección antibala, labor que comporta conocimientos de todos los materiales y de las posibilidades que ofrece el mercado. Ellos, salvando algunas necesidades particulares de las unidades de la Comisaría General de Recursos Operativos, realizan evaluaciones relacionadas a una determinada adquisición para ver si cumple expectativas y se adecua a las necesidades del Cuerpo. Una de sus principales aportaciones al proceso es su visión global sobre los Mossos, proponiendo a su Prefectura la posible adquisición de un determinado material.

Un segundo bloque es el relacionado con el control interno de las armas corporativas y particulares, así como el realizar pequeñas reparaciones en las primeras si algún muelle se rompe o hay alguna pieza no básica que cabe sustituir. Son los interlocutores, delante de la Intervención de Armas de la Guardia Civil de Barcelona capital, del proceso relacionado con la elaboración de guías de pertenencia, de las revistas y de otros aspectos administrativos. Cada tres años -en 2016 les tocará y ya han previsto una importante carga de trabajo en ese propósito- tienen que encargarse de la gestión de la revista de armas, un proceso que tienen descentralizado a nivel administrativo pero que obliga a alimentar unas bases de datos propias que permiten un seguimiento preciso de las armas bajo su control. Téngase en cuenta que son unas veinticinco mil las armas cortas y largas oficiales y particulares usadas por los agentes del CME.

Como tercer área propia les corresponde hacer aportaciones y propuestas en relación a la reglamentación interna sobre los protocolos de porte de armas, de transporte de material,…, cooperando en la redacción de documentos como instrucciones, pautas operativas, protocolos normalizados de trabajo, etc,, que se elevan a los órganos superiores para su aprobación.

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra

Un cuarto ámbito sería el relacionado en el estudio e idoneidad acerca de determinados materiales en general y en particular con las prendas de protección frente a proyectiles. En 2014 se decidió adjudicar la compra de chalecos antibala para todos los agentes -han recibido ya unos ocho mil y ahora llegan cinco mil adicionales producidos todos en una factoría de San Sebastián de los Reyes en Madrid- y a ellos, por sus conocimientos previos, les correspondió liderar la licitación. Ahora coordina el proceso de toma de medidas para que cada uno, independientemente de su morfología y de que sea hombre o mujer, reciba la prenda más adecuada. Son los responsables de recepcionar las prendas y enviarlas a los diferentes servicios donde se realiza la entrega final al usuario. Por cierto, los chalecos eran de uso interno y ahora se adquieren fundas, logotipadas en referencia al CME, que permiten un uso externo más adecuado en la actual situación policial.

Unidad de Armas Mossos d'EsquadraOtro gran bloque, el quinto, de trabajo se encuadra en la formación y en la elaboración de propuestas en la utilización del uso de la fuerza. Han intervenido activamente en la definición de los ejercicios que deben aplicarse en el adiestramiento del uso del bastón extensible y en la redacción de un nuevo programa de tiro policial, tareas que han requerido un notable esfuerzo por su parte. Se pretende, con este último que desde principios de febrero de 2016 está en periodo de prueba, avanzar y dar un salto cualitativo importante en todo lo referente al tiro, por lo que han adoptado una metodología que implica que cada agente esté obligado a hacer una práctica en galería como mínimo cada seis meses, de forma que al menos se habrán realizado cuatro cada dos años. Los funcionarios se aplicarán en prácticas corporativas base con sus armas cortas personales y con los subfusiles de dotación, introduciendo ahora más dinamismo en los ejercicios e incidiendo en el seguimiento y control de los resultados de cada uno, de su consumo de munición, etc. Tras las pruebas ahora en curso, van a ampliarlo con ejercicios y prácticas de unidades con especialidades concretas que incluyen desde los que realizan tareas como escolta o misiones en subsuelo a los que forman parte de la respuesta operativa más capaz: Grupo Especial de Intervención (GEI), Brigada Móvil (BRIMO) y las nueve Área de Recursos Operativos (ARRO).

Unidad de armas de Mossos d'Esquadra

Su sexto bloque de trabajo es el que tienen que seguir cuando se les indica desde Prefectura de Policía -órgano uniformado policial que, bajo la dirección del Comisario en Jefe, ejerce el máximo Mando de los Mossos d’Esquadra- la necesidad de adquirir armas, municiones, herramientas de uso policial, pistolas eléctricas, fundas, bastones extensibles y otros más. Les corresponde preparar las propuestas del Pliego de Prescripciones Técnicas (PPT) e introducir en el mismo distintos parámetros que, como la partida presupuestaria para una determinada compra, vienen determinados por otras organizaciones, elevándolo a la Subdirección General de Administración y Servicios para su inclusión en una determinada licitación. En la concreción de los PPT’s, así como en otras de las labores anteriormente descritas, es donde se vuelca la fuerza técnica de la Unidad de Armas, la que consiguen gracias a la amplia experiencia de sus componentes en áreas formativas o en Seguridad Ciudadana, en lo que aprenden en visitas a fábricas o en actos de recepción de material, de lo que ven cuando visitan ferias de temática policial o en el contacto a través de los diferentes prioridades, bagaje que conforma un plus de experiencia y conocimientos que sólo ellos tienen.

Unidad de Armas Mossos d'Esquadra

Por cierto, también atienden a diferentes consultas cuando otras  administraciones, principalmente de tipo local, se plantean la adquisición de materiales o armas y les piden su opinión y/o experiencia con ellas. Esas actividades las coordinan desde una oficina administrativa donde están ubicados. Está en Egara, lugar donde se encuentra también el llamado “bunker” que de ellos depende y acoge, con especiales medidas de seguridad, armas y munición de todo tipo. Es curioso el hecho de que para las prácticas anuales, y sólo en relación con el 9x19mm Parabellum, consumen entre cuatro o cinco millones de cartuchos que se han adquirido en las últimas licitaciones a compañías como la suiza Ruag, la alemana Geco o la checa Sellier & Bellot; de la primera es el cartucho P-SeCa de deformación controlada que llevan los agentes en las armas cortas de dotación.

RUAG SECA AASIAScom
Munición RUAG SECA

Respuesta antiterrorista

En los últimos meses, y tras la elevación de la amenaza antiterrorista que ha propiciado diferentes dispositivos que son bien visibles en diferentes puntos de Cataluña y en especial en Barcelona, han estado especialmente activos pues se busca obtener nuevas armas largas de capacidad letal suficiente como para enfrentarse a una hipotética amenaza yihadista -Francia es un lugar donde ésta ha materializado, en 2015, ataques como el de la sala Bataclán y en restaurantes próximos a ella- y neutralizarla con eficiencia y rapidez.

Con ese objetivo, y especialmente enfocado contra ese problema pero también reforzado porque pueden ser empleadas en otro tipo de situaciones en las que pueda verse afectada la ciudadanía en espacios especialmente abiertos -recuérdese a “tiradores activos” en puntos de Estados Unidos y en otros no tan alejados como Alemania o Noruega-, llevan ya un tiempo trabajando en los procesos de definición de posibles compras e intervendrán en la elaboración de los PPT’s que se deberán cumplir en los procesos administrativos que se abran al respecto por parte de las empresas que a ellos concurran.

Para que los que conforman la Unidad de Armas puedan ser más eficaces en esta labor concreta se les han presentado las cualidades específicas de opciones como el fusil de asalto B&T APC556 y tienen un ejemplar para evaluar -sus cualidades han sido verificadas por el GEI, pues sus cascos con pantalla antibala frontal o las peculiaridades de sus acciones requieren un arma con detalles específicos en temas como la culata o la ergonomía-, proceso que harán con otros modelos surgidos de las compañías europeas del sector más conocidas.

Unidad de armas de Mossos d'Esquadra

Se pretende, y la previsión económica avanza en ese sentido, realizar varias adquisiciones bien diferenciadas. Una sería la compra de fusiles de asalto con los que potenciar la actual capacidad de intervención precisa e inmediata del GEI, armas de asalto que podrían ser tanto del calibre 5,56x45mm como del 7,62x51mm. De otro lado, se ha planteado la compra de varios lotes de fusiles de asalto del 5,56x45mm -hablaríamos de una cifra de entre cien y ciento cincuenta, o incluso más-, en una versión que podría ser especialmente compacta e incluso podría estar  dotada de capacidad de fuego sólo en modo semiautomático, que irían a parar a unidades de primera capacidad de respuesta como la BRIMO y las ARRO, siendo éstas por el despliegue habitual de sus furgonetas cubriendo diferentes puntos y zonas las primeras en generar la respuesta inmediata a un determinado suceso grave. No hemos de olvidar el hecho que agentes armados con fusiles de asalto en determinados lugares sirven como elemento especialmente disuasor ante aquellos que pretendan alguna acción armada contra la ciudadanía.

Se valora también, dentro de esa misma línea de objetivo a corto plazo, el reforzar el potencial de áreas como la de Seguridad Ciudadana, brindando a sus agentes subfusiles del 9x19mm que les permitirían actuar con contundencia ante determinadas situaciones. Se trataría de adquirir unos doscientos cincuenta ejemplares, figurando como el idóneo, ya que se dispone de varios cientos de ellos y que hay planes formativos en marcha que permitirían a los agentes usarlos sin requerir preparación adicional, el UMP de la germana H&K.

Serían armas a disposición de las diferentes comisarías y que podrían estar tanto en un almacén centralizado como desplegadas en las patrullas o dispositivos. Respecto de mantener ese tipo de armas y su calibre, que algunas policías europeas están ya abandonando, nos explicaron que, de momento, van a continuar apostando por el 9x19mm para Seguridad Ciudadana porque permite mantener el tema formativo y un tipo de arma ya instaurado en el CME, valorándose ir paso a paso ante opciones de cartuchos que tienen mucha más capacidad de penetración.

Unidad de armas de Mossos d'Esquadra

Se requerirán nuevas municiones para esos fusiles de asalto y subfusiles, lo que exigirá análisis, definiciones de características y los correspondientes procesos de compra, almacenamiento y distribución, labor propia de aquellos a los que aquí nos referimos. De momento, ya hay una licitación abierta para la compra de tres millones de cartuchos del 9x19mm más.

Unidad de armas de Mossos d'EsquadraTodo ello, va a ser complementado con otras adquisiciones en las que también están interviniendo los que les presentamos en este reportaje. Se ha planteado la necesidad de reforzar el área de protección personal con nuevas prendas antibala más capaces. Con ese objetivo, ya se han comprado algunos cascos nuevos del tipo Zenturio de la austriaca Ulbrichts para el GEI, modelo que sobresale por su configuración general y por su elevada capacidad para detener distintos tipos de proyectiles. Deberán comprar ejemplares adicionales.

También se planeta ya una licitación que lleve a adquirir cascos antibala más clásicos, aparentemente sin visera blindada frontal pero a lo mejor con capacidad de integración de ésta y de otros complementos -hoy en día son comunes los modelos que incorporan anclajes fijados a sus vasos-, que quedarían a disposición del personal de determinados colectivos para poder responder, con un mayor nivel de seguridad y de autoprotección, a sucesos concretos y especialmente graves. Ese objetivo sería también el que propiciará la adquisición de placas antibala de gran capacidad de detención -posiblemente tanto las de nivel III como las del IV- que pueden complementar a los chalecos antibala ya en uso o ser desplegadas aprovechando alguno de los recientes modelos de portaplacas que se pueden comprar hoy y que hacen que su transporte sea más cómodo, ágil y racional. Sería material capaz de frenar proyectiles como los del 7,62x39mm que emplean los AK’s con los que los terroristas suelen realizar sus actos suicidas.

Las prendas antibala personales se reforzarán con otras colectivas
como los escudos, panoplia que incluirá tanto los más compactos, a desplegar por aquellos que realizan sus servicios en furgonetas destacadas a diferentes lugares del territorio catalán, como los de tipo más pesado, modulares o incluso con ruedas, material este último propio de las necesidades de una Unidad de Asalto de primer nivel como es el GEI.

Unidad de armas de Mossos d'Esquadra

Además de todos esos procesos, derivados de la situación actual en la que la que no hemos de olvidar se manifiesta la hipótesis de un posible ataque terrorista, la Unidad de Armas se ha visto involucrada en otros recientes, como el del lanzador de granadas de calibre .40mm con el que, tras una decisión parlamentaria al respecto, se buscaba acabar con el uso de las pelotas de goma -la escopeta del calibre 12 se mantiene activa para otras tareas policiales como los dispositivos de vigilancia o los dispositivos estáticos de control- para frenar algaradas y disturbios. Se optó por el preciso lanzador no letal GL06 NL de B&T, acompañándolo de novedosos proyectiles tipo SIR y visores de punto rojo Aimpoint “Micro” para lograr una elevada precisión en un punto concreto del objetivo. Estos lanzadores, han sido suministrados en número superior a los doscientos ejemplares por parte de la empresa Andreu Soler i Associats, la misma que distribuye el Dispositivo Electrónico de Control (DEC) Taser X26 que  también figura ya en el “arsenal” de los Mossos; es más, tienen en marcha la compra de la defensa eléctrica no letal Taser X2, con una doble carga e idónea para los cometidos propios del GEI, y se plantean durante el 2016 adquirir un centenar y medio de DEC que se distribuirían por todo el territorio y quedarían asignados a determinadas personas, especialmente formadas para su empleo, en las diferentes regiones policiales, de forma que se pudiese intervenir con ellos en el caso de que se produjese aquella hipótesis protocolarizada de antemano que aconsejase su uso.Unidad de armas de Mossos d'Esquadra

Todo lo expuesto conforma un proceso hoy especialmente “vivo” y que va a recabar búsqueda, pruebas, valoraciones,…, una capacitación técnica y profesional para la que están especialmente preparados los Mossos de la Unidad de Armas. Les espera una ingente labor en todo el proceso de refuerzo antiterrorista, labor que están asumiendo junto con la que les es propia.

Publicado originalmente en el número de Marzo de 2016 de la Revista Tactical Online

Descargar artículo en PDF

B&T (lanzador no letal GL06, munición SIR y fusil APC), Aimpoint (visores de punto rojo), Ulbricht (cascos balísticos), munición RUAG (SECA y GECO) son marcas distribuídas por AASIAS.com

 

One thought on “Mossos d’Esquadra, Unidad de Armas”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.