Cámara personal para policías

La increíble versatilidad de las cámaras personales que cada vez más policías del mundo utilizan son claves para mantener la seguridad de los policías y la integridad de la versión mantenida ante la justicia.

Sin importar si es una parada de tráfico o un arresto violento, cada vez más cuerpos de policía de todo el mundo emplean cámaras personales en su servicio diario.

La grabación de imágenes por parte de la policía, como la policía metropolitana de Londres,  es una acción que se realiza desde hace años en muchos países que aporta importantes beneficios al garantizar la veracidad de la versión sobre lo sucedido en las intervenciones. En un estado democrático como el nuestro, contar con un espectador imparcial, que relate fielmente lo acontecido en una intervención policial no tiene precio.

Durante los últimos años los jueces admiten cada vez más la utilización de vídeos como medio probatorio.  Debido a la proliferación de las cámaras en los teléfonos móviles, muchas situaciones cotidianas quedan registradas en vídeo y si se puede mostrar fehacientemente que las imágenes no han sido manipuladas, se pueden llegar a admitir como prueba tanto para apoyar a la  defensa como a la acusación.

El gran reto que hemos vivido, a nivel policial, en los últimos años es poder sacar las cámaras de los vehículos, ya que raramente cuando las cosas se complican suceden justo en frente del coche patrulla. El audio, casi tan importante como el video, es otro instrumento fundamental ya que saber qué se dice y cómo se dice puede marcar la diferencia entre la decisión de actuar de una manera u otra.

Axon Body sobre policía
Dispositivo Taser Axon Body

Como decíamos, una vez que nos decidimos a sacar la cámara del vehículo, se nos presentan una serie de retos que no han podido ser solucionados hasta hace bien poco:

  • Autonomía: Necesitamos poder terminar un servicio completo de ocho horas o más sin preocuparnos de si tenemos o no batería en la cámara. No tiene sentido estar más preocupados por la autonomía de la cámara, que por la posible intervención que tenemos delante. Cambiar la batería durante el servicio tampoco es una opción. Si pensamos en cambios de batería, ¿deberíamos entrenarnos para ello? ¿Deberíamos utilizar “recargas tácticas” o “de emergencia”? no parece lógico ni serio ni práctico.
  • Portabilidad: Además de una autonomía completa para el servicio, necesitamos que sea manejable, que no nos estorbe durante nuestras actuaciones. Deberíamos evitar en la medida de lo posible cables que unan unas partes con otras, y si los tiene, deberían ser lo suficientemente adaptables a nosotros como para no darnos cuenta que lo llevamos. Además el tamaño y el peso resultan definitivos si lo que se busca es que no altere nuestra jornada policial.
  • Ángulo de visión: Es muy importante contar con un buen ángulo donde quede registrado no sólo lo que pasa delante de nosotros sino también a los lados, la revisión de las imágenes nos pueden ofrecer detalles que no hemos percibido por quedar fuera de nuestro campo central de visión.
  • Sencillez de manejo: Lo ideal sería pocos botones y suficientemente grandes y de fácil localización para poder manipularlos en la oscuridad y con guantes. De nada sirven muchas funciones si para manipularla hay que sacarse los guantes o encender una luz que delate nuestra posición.
  • Grabación con poca luz: Las situaciones más arriesgadas pueden sobrevenir en cualquier momento del día o de la noche, o en sotanos o garajes con poca luz. Es imprescindible contar con un sensor de imagen con una gran sensibilidad a la luz, tipo retina, donde hasta la más mínima luz ambiental sea recogida e intensificada en el interior del sensor para poder tener un registro óptimo de las imágenes.
  • Encriptado: Si pensamos en los cientos, miles de cámaras policiales que se portan a diario en las ciudades con las que cuentan con estos sistemas, nos podemos imaginar que los accidentes ocurren y las cámaras pueden ser eventualmente robadas o perdidas. Si esto ocurre es fundamental que nadie, excepto nosotros, pueda acceder a las imágenes registradas. No nos gustaría que el resultado de nuestras actuaciones se hiciera público, por suponer una vulneración de la privacidad y la protección de datos personales. Además de poder revelar tácticas y procedimientos policiales en manifestaciones, aproximaciones a domicilios para entrada y registro, etc.
  • Manipulación de las imágenes: Para garantizar la integridad de las imágenes y las declaraciones judiciales, es importante que el agente no tenga acceso a la modificación de las imágenes. El simple hecho de poder revisar las imágenes en la cámara o de poder descargarlas en cualquier ordenador, pondría en tela de juicio si esas imágenes han podido ser manipuladas.
  • Buffer de grabación: El agente está patrullando normalmente cuando, de repente, sucede la acción. El agente reacciona y pulsa el botón de grabar de forma inmediata. En ese instante pensamos lo bien que hubiera ido si la cámara hubiera registrado los instantes anteriores al momento de pulsación del botón. ¿Y si la cámara estuviera constantemente registrando los últimos 30 segundos? Esto es técnicamente posible y legalmente muy recomendable. Las cámaras policiales más avanzadas registran en modo buffer los últimos 30 segundos grabando constantemente. Cuando el policía acciona el botón de grabar, la cámara empieza “30 segundos antes” por lo que el detonante de la actuación, también queda registrado.
  • Logística carga / descarga: Pensemos en un turno de 20 policías que vuelven de su servicio, cada uno de ellos con una cámara y una media de 2 horas de imágenes grabadas. ¿Quién descarga esas imágenes? ¿Quién prepara los equipos para el día siguiente? Cada video debería ir perfectamente identificado y almacenado en una carpeta indiviudalizada de cada policía, para poder volver rápidamente esas imágenes si se estiman necesarias a posteriori. El proceso idílicamente debería ser el siguiente: El policía al finalizar su turno, deposita la cámara en un banco de carga, el sistema identifica que cámara es y descarga automáticamente las imágenes en la carpeta correspondiente, a la vez que recarga la batería para el día siguiente. Todo esto sin intervención humana. Para entender la importancia de este punto, pensemos en 100 policías, 100 cámaras y el tratamiento diario de los vídeos, las recargas de energía…

taser-axon-body-londres

Ahora mismo en España el debate está abierto y se están probando diversas cámaras con mejor y peor fortuna.  Hagamos un repaso de las más habituales para ver sus ventajas e inconvenientes.

  • Cámaras de acción extrema: Las cámaras deportivas están muy de moda y tienen unas excelentes prestaciones para otro tipo de usos pero, ¿Son válidas para el trabajo policial? Si revisamos lo que consideramos esencial en una cámara policial vemos que cumple con algunos de los requisitos pero adolecen de otros fundamentales. Su tamaño es bueno, así como su resistencia a golpes y condiciones climáticas, ahora bien su autonomía es realmente pequeña y nos obligaría a estar pendientes de la batería para realizar dos o tres cambios durante el servicio… Imaginemos el coste económico que conlleva. Además de la infraestructura necesaria para cargar esas baterías a diario. Sólo por esto podríamos descartarlas. Pero además las imágenes no están encriptadas, por las que cualquier paisano puede sacar la tarjeta de memoria y exponer todo el contenido a través de las redes sociales. Cualquiera, incluido el policía puede manipular las imágenes fácilmente en cualquier ordenador, por lo que su validez ante un juzgado queda mermada. En cuanto a la logística de carga / descarga terminaríamos descargando las imágenes “sólo cuando fuera necesario” perdiendo una cantidad ingente de información que pasa a diario por delante de nuestros agentes, sin poder ser procesada; Rostros, matriculas, etc.
  • Cámaras de bajo coste de fabricación asiáticas: No me quiero explayar, no valen para un cometido profesional, no podemos confiar algo tan importante como el registro de imágenes en momentos clave de una intervención a electrónica basura.
  • Cámaras integradas en el casco: Válido únicamente para unidades de orden público. Normalmente llevan integradas cámaras de electrónica basura por lo que se podría aplicar el punto anterior. Además, hasta que se recibe la orden de ponerse los cascos pueden pasar muchas cosas relevantes que no quedarían registradas. Ni que decir tiene que no tienen encriptación de las imágenes registradas y que en el tratamiento logístico de carga / descarga requieren la intervención humana. No me quiero ni imaginar 100 cascos en una sala esperando a ser enchufados para recargar la batería y descargar los vídeos uno por uno… Por último cuando sufren alguna avería, normalmente es necesario enviar cámara con casco. Poco más que decir.
casco uip cámara integrada
casco uip cámara integrada

Una cámara personal para un policía es una herramienta muy útil si utilizamos un modelo que nos ofrezca las suficientes prestaciones para que su uso a diario no suponga un coste muy elevado ni requiera de personal para poder realizar las tareas diarias de recarga.

Un punto muy importante a tener en cuenta es el almacenaje de las imágenes. Los vídeos ocupan una gran cantidad de datos y es muy fácil que no dispongamos de la infraestructura suficiente para poder tener y mantener los servidores necesarios. Además es necesario disponer de una clasificación eficiente de los vídeos, que nos permita recuperarlos rápidamente y sin tener que revisar horas y horas. Un servicio de almacenaje Cloud (en nube) con las suficientes garantías de seguridad en la encriptación de la transmisión y almacenamiento de imágenes, puede ser la solución ya que normalmente el desembolso es mucho menor que instalar nuestros propios servidores, con el coste inicial y el mantenimiento posterior.

taser axon cámara
taser axon cámara

Policía caído, GPS, emisión de vídeo en directo, etc.

La tecnología es apasionante y cada vez más sistemas nos permiten monitorizar la actuación de la policía, redundando en su seguridad. Pero, ¿es necesario un exceso de tecnología?

  • Policía caído; Algunas unidades estudian la posibilidad de disponer de cámaras que además de grabar la actuación, permitan conocer si el policía ha sido abatido, y enviar una señal de emergencia. La policía Metropolitana de Londres, lleva un proceso de estudio de cámaras personales durante los últimos 5 años. Debido a su trabajo diario, patrullas de dos agentes y que nunca han tenido un policía abatido que nadie haya localizado en horas y su vida ha dependido de esto, lo desestimaron.  Cuando nos planteamos esta tecnología deberíamos pensar cuantas veces esto le ha costado la vida a un policía en nuestra plantilla. Y podríamos realizar la analogía que hicieron en la policía Metropolitana de Londres; ¿Debemos dotar a todos los policías con placas cerámicas de nivel IV? ¿Cuantos enfrentamientos con calibres de guerra hemos tenido en los últimos 10 años? pues lo mismo.
  • GPS: La marca de GPS en la grabación de las actuaciones policiales es algo de interés,  pero aquí nos referimos a la emisión en tiempo real de la localización del agente. Es un sistema a priori interesante, pero actualmente la mayoría de vehículos lo tiene, al igual que las emisoras portables, así que una vez más, y partiendo del estudio que hizo la policía metropolitana londinense, no lo consideró necesario.
  • Emisión de vídeo en tiempo real, streaming: En un mundo ideal, con unas líneas inalámbricas perfectas y una sala con 100 operadores para visualizar todos los videos que se reciben en tiempo real, suena algo muy interesante. Pero no nos engañemos, con las conexiones inalámbricas (3G y en el mejor de los casos 4G), la multitud de actuaciones en interiores, y la necesidad de activar el sistema por el policía o la sala ya que no existe personal suficiente en ninguna sala de control y coordinación del mundo,  para estar visualizando continuamente las imágenes, ¿Creemos que es algo que se va a usar mucho? Con un punto extra sobre el cual reflexionar; Si la imagen debe ser activada por el policía, entendemos que lo hará cuando se sienta amenazado, ¿Tendrá tiempo de activar el botón? ¿Preferirá pedir refuerzos por radio, o activar la grabación? 

Todos estos puntos ligados a la tecnología son favorables, no se me entienda mal, mejor más que menos, pero si la policía metropolitana de Londres lo desestimó debido al coste y a la baja necesidad, ¿Lo necesitamos nosotros?

Qué preferimos, ¿Una cámara con esta tecnología que supere los 4.000€ o una cámara que no supere los 400€ aunque no avise de policía caído, marque en tiempo real la posición GPS del agente o emita en directo a la sala?

Almacenamiento Cloud

El futuro presente es el almacenamiento en la nube y  el tratamiento de imágenes cloud-computing no podría ser de otra manera.

El tratamiento y procesado de vídeo es algo que requiere gran capacidad de cálculo por parte de los ordenadores. Ahora pensemos en un sistema centralizado, un super computador, que recibe todos los vídeos y realiza las gestiones solicitadas por cada usuario desde un terminal remoto. Este usuario no necesitaría tener un gran ordenador, cualquier terminal de cualquier unidad policial actual valdría, el peso del trabajo lo lleva el super ordenador que está custodiado en la central.

Además, permite el acceso a las imágenes por el personal autorizado desde cualquier punto del país. Pensemos una investigación que se lleva en curso en otra ciudad distinta a la grabación, el agente encargado de la investigación, podría visualizar las imágenes sin necesidad de realizar copias, ni comprometer la cadena de custodia.

La CIA ha contratado recientemente a AMAZON espacio en la nube por valor de 600 millones de Dólares.

Microsoft ha invertido 1.500 millones de dólares en su último centro de procesamiento CLOUD en IOWA.

La seguridad se garantiza mediante sistemas de encriptación en la transmisión y almacenamiento de datos, así como la seguridad física típica de un centro de alta seguridad.

Costes, Ejemplo real – Alburquerque (EE.UU.)

Hay un antes y un después del establecimiento de las cámaras personales para policías. Tiraron literalmente millones de dólares en adquirir equipo sin las prestaciones necesarias, cámaras, servidores, grabadores de DVD… Además de las miles de horas en el tratamiento de la imagen. Posteriormente rectificaron y en la actualidad disponen de un sistema de registro de cámaras optimizado técnica y económicamente.

Alburquerque adquiere 525 cámaras personales

En un año 717 agentes generan 312.780 vídeos, de los cuales “solo” fueron de utilidad el 7% (reclamaciones judiciales, exclarecimiento de los hechos, etc…)

Sin Cloud se tardaba una hora por agente y día en procesar sus imágenes. Con Cloud no llega a 15 minutos.

5 AÑOS Y 717 AGENTES

  • Coste económico: Sin Cloud el coste es de 18.528.000 Dólares, utilizando Cloud 6.263.000 Dólares
  • Coste en tiempo: Sin Cloud el coste en horas es de 312,780 horas. Utilizando Cloud 78,195 horas de procesado.

El ahorro es superior a los 12 millones de dólares por un servicio de mejor calidad y fiabilidad

La actualización a los sistemas TASER AXON y su capacidad de Cloud Computing les ha ahorrado millones de dólares, además de miles de horas de trabajo en las que los policías en vez de estar sentados delante de un ordenador, esperando que se descargue, pueden estar patrullando las calles.

Policia Metropolitana LondresPolicía Metropolitana de Londres

Confianza en la policía

La utilización de cámaras por parte de la policía conlleva aspectos que a primera vista podríamos no apreciar. En el siglo XXI en plena era de la comunicación y las redes sociales, la policía tiene una magnifica herramienta con la que mostrarle a la ciudadanía que su trabajo diario es mucho más que sancionar y/o detener a los ciudadanos que infringen la ley.

La policía Metropolitana de Londres lleva un programa piloto de 500 cámaras personales Taser Axon Body y abiertamente mencionan su esperanza en recuperar la confianza del pueblo en su policía. El comisionado Sir Bernard Hogan-Howe menciona en un artículo publicado por el periódico británico The Guardian su esperanza en recuperar la credibilidad de la policía por parte de la población negra de Londres, donde una serie de incidentes en los últimos años, han puesto en tela de juicio la imparcialidad en las actuaciones de la policía, dependiendo del color de la piel del ciudadano.

Rialto Police DepartmentEl Estudio Rialto

William A. Farrar el jefe de policía en Rialto, California ha investigado el uso de cámaras personales y sus beneficios en las relaciones policía – ciudadano. Los oficiales en Rialto, con una población de 100.000 habitantes, en un principio no se mostraron “emocionados” ya que no contaban con tener un “gran hermano” siguiendo y grabando cada una de sus actuaciones. Farrar convenció a la plantilla recordándoles que cualquier ciudadano puede grabar con su teléfono móvil la actuación de la policía, entonces, ¿Por qué no tener una versión propia de la actuación?

Farrar fue mucho más allá que simplemente usar las cámaras y esperar a ver que ocurría, junto con Barak Ariel, profesor en el Instituto de Criminología de la Universidad de Cambridge y profesor asistente de la Universidad Hebrea, realizaron un completo estudio y experimento sobre el uso de este tipo de cámaras.

La mitad de la plantilla uniformada en cada turno de la semana llevó una cámara Taser de manera aleatoria. La consigna era activar la cámara cada vez que dejaran el coche patrulla para hablar con un ciudadano.

Una característica esencial de esta cámara es el buffer “pre evento” de 30 segundos que continuamente está grabando los 30 segundos anteriores a la activación del botón de grabación. De esta manera la situación que le ha llevado a activar la grabación, también quedaba registrada.

Conclusiones estudio Rialto

El estudio Rialto fue realizado de Febrero de 2012 a Julio de 2013. El estudio arroja unos resultados asombrosos, incluso con sólo la mitad de los 54 policías uniformados por turno equipados con cámara, el departamento ha obtenido un 88% menos de quejas y reclamaciones contra los policías, comparado con el mismo periodo del año anterior. 3 reclamaciones contra 24.

El uso de la fuerza también disminuyó un 60% tan sólo 25 actuaciones con uso de la fuerza contra 61. Básicamente la fuerza se utilizaba el doble de veces por los policías sin cámara que con cámara.

Farrar también relató como algunos ciudadanos habían acudido a poner una queja contra alguna actuación concreta de la policía, y tras mostrarle el vídeo de la actuación, habían abandonado el recinto sin formular queja alguna.

Reducción uso de la fuerza RIALTO

Disminución quejas hacia la policía de Rialto

Aquí puede acceder al estudio completo (Inglés)

Vídeo sobre el experimento

En definitiva

Podemos asegurar mediante estudios documentados que la utilización de sistemas de grabación personal por parte de los policías influye en la disminución de la delincuencia en una ciudad, a la vez que protege a los policías y a la administración contra denuncias infundadas que cuestan al erario público decenas de miles de euros todos los años en litigaciones ante los tribunales.

También podemos concluir que vistos los estudios profundos y documentados ya realizados por diversas policías del mundo, que la mejor opción es la utilización de sistemas estándar, fiables, específicos y en uso y contrastada eficacia y descartar opciones donde  por un exceso de tecnología y de sistemas se intente desarrollar un proyecto de un producto que no existe y que va a acarrear sobrecostes y retardos de funcionamiento.

Algunos departamentos de policía con sistemas de cámaras personales en uso (en proceso de adquisición)

EUROPA, Y RESTO DEL MUNDO

Policía Metropolitana de Londres (noticia)

Francia (diversos municipios, Policía Nacional y Gendarmería)

Hungría

Suiza

Luxemburgo

Western Australia

New Zealand

ESTADOS UNIDOS

Alburquerque Police Department

NYPD (VÍDEO)

Rialto Police Department (VÍDEO)

San Francisco Police Department (noticia)

Aransas Pass Police Department

Spokane Police Department (noticia)

Y decenas más…

 
Javier Galán
Director Técnico de Producto
www.aasias.com

10 comentarios sobre “Cámara personal para policías”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.