Cabo Vadillo entrevistado

 Pablo Vadillo nos ofrece una entrevista desde su punto de vista más humano

Entrevista publicada en el número de Octubre de 2014 de Tactical Online

¿Desde cuando eres policía y donde trabajas?

Desde el año 1999. Pertenezco a la Guardia Urbana de Barcelona (GUB), pero no entiendo de colores. Para mí, solo hay uno y son las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en general, sin perjuicios, y así me han demostrado que piensan todos, pertenezcan a donde pertenezcan si realmente se siente policías y no una marca. Esto lo he podido comprobar a lo largo de mi último proyecto, donde me he dado cuenta que todos hablamos el mismo idioma aunque se pasen fronteras.

09 CABO VADILLO¿Que es lo que más te gusta de tu trabajo diario en la GUB?

Esa Policía asistencial a través de la seguridad. Lo explico, poder ayudar a las personas realizando un trabajo de seguridad ciudadana. Evitar un perjuicio o un robo a través de una detención in fraganti. Evitar que ha alguien le produzcan unas lesiones al intervenir en una pelea, etc. Ver esa cara de agradecimiento de esa víctima te reconforta. Los policías vivimos los peores minutos de la vida de las personas.

¿Y lo que menos?

Lo que menos, cuando te recriminan cosas por el hecho de llevar a cabo tu trabajo.

¿En que consiste el programa de televisión grabado para la cadena Cuatro?

Un viaje por 8 de las ciudades más peligrosas del mundo.

¿Qué le lleva a aceptar un proyecto de televisión como éste?

Principalmente, conseguir trasmitir a toda la gente como es el trabajo de la Policía. Acercarlos a nosotros y que puedan ver cómo nos sentimos en muchas situaciones y que no solo lo sepan las personas que tenemos cerca.

¿Que podemos esperar del programa?

No solo acción, que es en lo primero que piensa uno. También, conocer la realidad de otros países, sus policías, su delincuencia, sus formas de vida, sus habitantes en general,… No solo vamos a ver un programa “bañado” en intervenciones policiales. Se escucha también a delincuentes de gran nivel y carentes de escrúpulos, a personas que en algunos casos son incluso víctimas a manos de la Policía. Esto es lo que más me ha dolido mostrar, pero si se constataba que era cierto y me lo contaban, tampoco lo podía ocultar.

06 CABO VADILLO

¿Has vivido situaciones límite?

Límite como puede esperar cualquier persona que lea esto y que piense en estos países, no tanto. Si bien, es cierto que he vivido situaciones incomodas y he pasado miedo. Que eso no va reñido con tener valor, pero el miedo es un estado que te permite estar más alerta en situaciones complicadas que se puedan presentar. Se puede resumir que en muchos de estos países me he sentido con una gran carencia de recursos para poder afrontar cualquier situación hostil que se me pudiera presentar. En algunos de estos el luchar bien, no te sirve de nada, no se estila el pelearse, se estila “balearse”.

¿Qué le dijeron en casa cuando dijo que se marchaba a patrullar por los barrios más conflictivos de Sudamérica?

Yo soy hijo único, y aunque yo no tengo aún hijos, puedo creer lo que se puede sentir. Por ese motivo les dije todo, menos la calificación de los barrios más peligrosos. En muchas ocasiones pienso más en lo que me puede pasar por mis padres realmente que por mí, ya que yo no sería el que sufriría.

01 CABO VADILLO

¿En qué se diferencia ‘Cabo Vadillo’ de los programas de Policía que se ven ahora en televisión? ¿Qué opinión le merecen éstos?

Para mí la opinión que merecen es muy buena. Pero en “Cabo Vadillo”, gracias al equipo que ha montado Iñigo Pérez-Tabernero con “La Competencia”, la directora Sonia López con gran experiencia en este tipo de formatos, Jacobo Eireos, Pablo Ramírez, el cámara Raúl Vaquero y muchos más le hemos podido dar una vuelta más a estos formatos. Ya no solo nos hemos dedicado a trabajar patrullando con la Policía y generar “reality”. Tenemos entrevistas con sicarios de las maras, narcotraficantes de las favelas, víctimas. De esta forma, vamos a hacer que el telespectador pueda ver el país desde los ojos de la Policía, desde los ojos de un sicario o un narcotraficante, e incluso podrán empalizar con alguno de estos, seguro.

¿Cuál es exactamente tu papel en este nuevo programa?

Soy el conductor de este. A través del trabajo con compañeros de otros países, entrenos, dando mis opiniones, preguntándoles mis dudas. Entrevistando a delincuentes, víctimas.

07 CABO VADILLO

¿Cómo es la vida en las comisarías?

Muy precaria. Sueldos escasos para poder comer, largos horarios y muchos días sin regresar a sus casas y con unos alojamientos que tendréis la ocasión de verlos y de escuchar mi opinión.

¿Has encontrado especiales diferencias entre la manera trabajar/entrenar entre esos países y España?

La Policía de cada país entrena a sus miembros intentando prepararlos para la delincuencia a la que se tiene que enfrentar. Por eso, en España las administraciones no se preocupan apenas de la preparación de sus efectivos a nivel de operatividad en la calle con Sistemas Integrales de Defensa impartidos periódicamente por la misma organización. En su pensar esta que la delincuencia en España es débil y no es tan agresiva como en otros países. Pero no hace falta que cada día hayan resultados de muertes violentas o incluso policías asesinados, con solo que te toque un día, ese es tu gran día en el que se decide todo y el resultado dependerá gran parte de dos factores, preparación y la suerte. En esos países, en las academias de Policía, para el manejo de las armas de fuego, te enseñan como desenfundar con habilidad y como utilizarla para ser efectivo, preocupándose del día en que te encuentres en esa nunca deseada situación. Aquí, por el contrario, se preocupan en inculcar el miedo a sacarla de la funda, al daño que se puede hacer con ellas, preocupándose más de lo que puedas hacer con ella que lo que te puedan hacer a ti por falta de práctica o de decisión en el momento de su uso.

¿En qué te ha cambiado esta experiencia?

Me siento mucho más sensible ante situaciones. Incluso, a veces por cosas sucedidas aquí me vienen “flashes” de allí. Caras, sentimientos de esa gente, impotencia, desamparo, el miedo en los ojos difícil de fingir, etcétera. Valoro mucho más cosas que antes ni me paraba a valorar y le doy menos importancia a otras cosas que antes se las daba. He modificado un poco mis valores. Ahora tienen mucho valor acciones como poder sacar el móvil por la calle para hablar sin temor, poder andar sin estar mirando atrás constantemente o simplemente salir de casa sin valorar la situación de riesgo a la que me enfrento, cosas que antes no valorabas.

08 CABO VADILLO

¿Ha llegado a sentir que estaba dentro de una película?

No solo la película, a veces había acciones más parecidas a un videojuego que a otra cosa. Eran lugares donde te dabas cuenta que no podías bajar la guardia.

Si tuviera que elaborar un ranking de barrios peligrosos, ¿cuál colocaría en cabeza de la lista?

Si te digo la verdad, entre Venezuela, El Salvador y Honduras luchan por el primer puesto. Zonas con resultados muy sangrientos tendríamos San Pedro Sula en Honduras y los cerros de Petare en Caracas, donde si no hubiera estado trabajando con la Policía, no me hubiera ni acercado.

Has recorrido de Caracas a Miami… ¿en violencia extrema no hay Primer Mundo-Tercer Mundo?

Sí, sí que hay primer mundo y tercer mundo. No tiene nada que ver. La muestra está en que la mayoría de los homicidios en esos países ni se investigan, llegando países a ser el 95% de estos que no se investigan. Que no se investigue un homicidio en España es impensable. Eso sí, también los entiendo. Si aquí cada fin de semana tuviéramos en una provincia con veinticinco muertes violentas, en dos semanas no daríamos a tampoco a basto.

¿Qué es lo que más le ha llamado la atención de esta experiencia?

Lo dura que es la vida en zonas de estos países y como se puede vivir con ese nudo constante en el estómago. Hay familias que se despiden por la mañana cuando se van a trabajar como si ya no se fueran a ver por la noche.

¿En algún momento de la grabación ha temido por su vida? ¿Ha pasado miedo?

Sí. Y pasar miedo es lógico si estas cuerdo y estás vivo. El miedo es lo que te hace mantenerte más alerta y aumentar tus probabilidades de supervivencia. Tener miedo no es ser cobarde es estar cuerdo. En algunos lugares, que se acercara una moto con dos ocupantes, era motivo de alerta, por ejemplo.

10 CABO VADILLO

¿Le preocupa la popularidad que da la televisión?

No. Me inquieta por cómo será, pero tengo claro que la voy a saber gestionar bien. Me preocupa un poco más por el trabajo como lo voy a llevar a cabo, la gente por la calle ya me para y a veces suceden cosas ilógicas. Por ejemplo, el otro día iba de patrulla en moto y uniformado, típica acción en que se para al lado nuestro un motorista. Normalmente, ni te miran no vaya a ser que lo vayas a parar por algo. Pues en este caso el motorista me busca la mirada, me ve y cuando me reconoce le dio un impulso y pegó unas voces “Cabo Vadillo, Cabo Vadillo”. Hasta él, cuando se dio cuenta se quedó cortado. Eso en parte es bueno, porque eso quiere decir que la gente te ve próximo y te aprecia -lo que yo decía, acercar la profesión-, pero tengo claro que eso choca un poco con el poder llevar a cabo mi trabajo.

¿Difieren mucho sus métodos de trabajo? ¿Y el de los delincuentes?

Hay un eje común en estos métodos, pero luego difieren las formas, adaptándolas un poco a las necesidades de la zona, la delincuencia y demás. Pero en parte es lógico, no se trabaja igual en las Ramblas por la noche que en Pedralbes por la mañana. La normativa es la misma, las formas varían un poco.

Durante el rodaje también hizo incursiones en solitario. ¿Ha pasado miedo? ¿Hay algo que no vaya a poder borrar de su mente?

Esos momentos se podrían decir que fueron los más peligrosos. Te ponías en manos de delincuentes con un arma cargada en sus manos y con una conciencia dudable. Sí que se pasa miedo. No he podido borrar la cara de impotencia y miedo de un hombre al que le dispararon para atracarle. Eso, se me ha “grabado a fuego” para el resto de mi vida.

No podía llevar armas, ¿Las ha echado de menos durante el rodaje?

Mucho no, muchísimo. Aunque creo que si se hubiera planteado una situación de vida o muerte en algunas ocasiones hubiera podido hacer uso de alguna si estaba con mis compañeros, aunque hubiera tenido que dar muchas explicaciones, pero lo importante hubiera sido que estuviéramos vivos para poderlas dar.

02 CABO VADILLO

Eres conocido por tu temperamento, ¿qué cosas le ponen de mal humor?

Lo que más, las injusticias. Por eso, en mi trabajo en muchas ocasiones me implico más de la cuenta. Pero más que ponerme de mal humor, me sacan el “temperamento”.

¿Vuelve a patrullar por Barcelona?

Sí, yo nada más acabar con la grabación de este proyecto me reincorpore a mi trabajo. Necesito estar en activo para sentirme bien. Por eso, dejé pasar lo justo y necesario. Cuando estaba en esos países había días que echaba de menos mi trabajo.

Tras salir en la tele, ya no podrá patrullar de igual modo por Ciutat Vella. ¿Quiere seguir trabajando en Ciutat Vella?

Sí, llevo toda mi vida ahí. La problemática del barrio es la que más se adapta a mi forma de trabajo y preferencias, ya que es la zona donde se trabaja más la seguridad ciudadana que es lo que más me gusta. Aparte, ya siento ese barrio como parte de mí, como si una parte me perteneciera. Son las noches de quince años sin salir de ahí. Calcula lo que llevo vivido ahí.

Después de esta experiencia, ¿Le parece España un país seguro?

Muy seguro. Me parece que no apreciamos realmente lo que tenemos.

05 CABO VADILLO

Desde Tactical Online queremos agradecer a Pablo Vadillo esta entrevista así como a Mediaset y Cuatro su autorización para realizarla.

Cabo Vadillo esta patrocinado por 5.11 Tactical España.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.