Los Marines van a silenciar todo un batallón

 

Este año se van a realizar una serie de pruebas para silenciar todas las armas. Las unidades de la 2ª División de Marines silenciarán todos los elementos de un batallón de infantería – desde rifles M4 hasta ametralladoras de calibre .50.

El General Jefe de la 2da División del Cuerpo de Marines, General de División John Love, describió estos planes durante un discurso a los Marines en la Cena de la Asociación del Cuerpo de Marines el pasado mes de Noviembre cerca de Washington, D.C.

Las pruebas, también incluyeron a la Bravo Company, Primer Batallón, 2do de los Marines, que realizaron un ejercicio de entrenamiento integrado antes del despliegue el pasado mes de Octubre de 2016 en el Marine Corps Air-Ground Combat Center Twentynine Palms.

Fusil sniper APR .338LM B&T
Fusil APR .338LM con supresor B&T

“Lo que hemos probado hasta ahora revoluciona la forma en que luchamos”, dijo Love a Military.com. “Normalmente sería un escuadrón disperso en unos 100 metros, por lo que el líder de la escuadra no podía comunicarse realmente con los miembros del otro extremo a causa de todo el ruido de las armas. Ahora pueden comunicarse y ser capaces de mandar, controlar y dirigir efectivamente el fuego “.

Christian Wade, el artillero de la división, oficial de armas de infantería, dijo que las compañías Lima en otros dos batallones -el 3er Batallón, el 6º Infantería de Marines y el 3er Batallón, 8º de Marines- tenían supresores en todos sus rifles, Incluyendo los rifles automáticos de infantería M27. Todas las unidades están programadas para desplegarse en los próximos meses. Los pelotones de ingenieros de combate que están unidos a estas unidades y se desplegarán con ellos también llevarán armas dotadas de supresor, dijo.

Los supresores actúan disminuyendo el escape de gases propulsores cuando se dispara un arma, lo que reduce drásticamente la firma de sonido. Utilizado por los francotiradores scout y las tropas de operaciones especiales para preservar su sigilo, los dispositivos también son valiosos para su capacidad para minimizar el caos de la batalla, lo que permite no sólo una mejor comunicación, sino también una mayor conciencia de la situación y la precisión.

“Aumenta su capacidad de mando y control, de coordinar unos con otros”, dijo Wade a Military.com. “Tiran mejor, porque pueden concentrarse más, y obtienen más disciplina de fuego”.

El ruido de los disparos puede crear un estímulo artificial que da la ilusión de efectividad, dijo. Cuando se lo quitan, explicó, los marines prestan más atención a su tiro y su efecto en el blanco.

“Tienen que levantarse y mirar, ver qué efecto tienen en el enemigo porque no pueden oírlo”, dijo.

Agregó que los supresores ya eran de uso común por militares de unidades similares, incluidas Rusia y China.

Wade dijo que está trabajando en poner supresores en la ametralladora ligera M249 del Cuerpo de Marines y en la ametralladora media M240G, usando equipamiento del Marine Corps Forces Special Operations Command. El tercer y último objetivo será la supresión de la ametralladora pesada de calibre .50, dijo.

A medida que las unidades llevan a cabo entrenamientos y ejercicios con supresores, la 2ª División del Cuerpo de Marines está colaborando con el Laboratorio de Defensa  para recopilar y agregar datos. Las armas con supresores requieren mantenimiento y limpieza adicionales, y el costo de adquisición, de casi $ 700,000 para equipar a un batallón de infantería, podría hacer que los planificadores se detengan.

Visor de punto rojo Aimpoint Micro T2

 

Pero Wade dijo que continuará recolectando datos durante el próximo año y medio, siguiendo a las unidades mientras se despliegan. Y espera que la idea haya ganado una significativa atracción entre el liderazgo del Cuerpo de Marines, dijo.

“Cuando muestro lo mucho que ganamos … se habrá vendido a sí mismo”, dijo.

Autor Hope Hodge Seck, Military.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.