Seals los comandos de la US Navy

Texto: Octavio Díez Cámara

Fotos: Autor y US Navy

Se cumplen ahora cincuenta y cinco años de la creación de las unidades SEAL (SEa, Air and Land) de la Marina de los Estados Unidos, unidades de Operaciones Especiales (OE’s) de reputación internacional.

Lo que les caracteriza  es su empleo en distintas situaciones bélicas y una especialización que les ha llevado a concentrar su adiestramiento en lo que son operaciones navales o las que se desarrollan en un entorno marítimo-costero, aunque también tienen capacidades antiterroristas y para actuar en otros escenarios y situaciones complejas.

Alta especialización

El 2 de mayo de 2011 tuvo lugar la operación de captura de Osama Bin Laden. Poco después, se difundió que quienes habían llevado a cabo la acción en la que resultó abatido el conocido cabecilla terrorista fueron los SEAL. Previamente, se le localizó, cuando se obtuvo su ADN en una campaña de vacunación, y se activó la Operación “Neptune Spear”. Los integrantes del DEVGRU (Development Group) -nombre con el que ahora se conoce al antiguo equipo nº 6 especializado oficialmente en “antiterrorismo”- llegaron a un emplazamiento de Abbottabad (Pakistán) usando helicópteros especialmente discretos y desplegaron allí siguiendo unas pautas automáticas que habrían “memorizado” en las prácticas previas de la intervención. Lo eliminaron a él a varios de los que lo acompañaban sin, aparentemente, darles tiempo a evadirse de los que los intentaban capturar

 

 

La actuación contra Bin Laden fue, eminentemente, antiterrorista, una especialidad de quienes en particular la ejecutaron y que se inscribe dentro de las diversas capacidades de los distintos equipos SEAL. De ese potencial de actuación hay diversos ejemplos sobre los que se han explicado bastantes detalles. Uno especialmente interesante tuvo lugar en abril de 2009. El buque “Maerks Alabama” fue capturado por un grupo de piratas somalíes poco después de haber partido de Mombasa en Kenia. Los captores amenazaban a la tripulación si no se les daba un recate. Sólo cuatro días después de conocerse el suceso, y tras verificar distintos datos del objetivo y de realizar las planificaciones oportunas, se organizó la acción de liberación. Cincuenta y cuatro tripulantes, entre los que se encontraba el capitán de la nave, el estadounidense Richard Phillips, fueron tomados como rehenes. Se intentó negociar con los captores. Los piratas abandonaron su objetivo llevándose con ellos a Phillips, lo que propició su rescate, sano y salvo. Primero varios “sniper” del DEVGRU, que junto con otros compañeros habían llegado al lugar en paracaídas poco antes, se encargaron de eliminar a los tres somalíes, con disparos simultáneos realizados con rifles de alta precisión. Difícil fue localizar el pequeño bote donde se encontraba a quien querían liberar -uno de los de salvamento del “Maerks Alabama”- y realizar la acción de noche, lo cual añadía una mayor dificultad a la propia acción naval. 

 

Esas acciones “especiales” están bastante alejadas de lo que es más usual en los cometidos que los SEAL y de lo que llevan a cabo en su día a día “bélico”. Ejemplo más cercano a lo que correspondería asumir por alguno de los Equipos Operativos (EO’s) destacados a distintos puntos “calientes” del planeta sería lo que aconteció el 6 de agosto de 2011. Efectivos del 75th Ranger Regiment, del Ejército de los Estados Unidos, se encontraban en una situación comprometida y se decidió enviar en su ayuda a un núcleo de reacción inmediata (QRF, Quick Reaction Force). En el mismo, además de “comandos” afganos, una Fuerza de veintidós expertos SEAL. Mientras se dirigían a su objetivo, en la provincia de Wardak, al oeste de Kabul, fueron alcanzados por disparos de aquellos que intentaban neutralizar y consiguieron derribar el helicóptero CH-47 “Chinook” en el que viajaban. Como resultado del suceso, los treinta y ocho militares que en él viajaban murieron, veintidós de ellos SEAL de los cuales veinte parece ser que eran del Escuadrón “Gold” del DEVGRU. Fue la pérdida más significativa en una misma acción sufrida en la historia del Mando de Operaciones Especiales estadounidense, el USSOCOM (United States Special Operations Command).

 

080716-N-4500G-001
NEWPORT NEWS, Va. (July 16, 2008) Special warfare combatant-craft crewmen (SWCC), assigned to Special Boat Teams (SBT) 12 and 20, attach a naval special warfare 11-meter rigid-hull inflatable boat to an Army Reserve CH-47 Chinook helicopter from the 159th Aviation Regiment during a maritime external air transportation system (MEATS) training exercise at Ft. Eustis, Va. MEATS allows SWCC to extend their operational reach by slinging the special operations craft to a helicopter and transporting it to remote locations. U.S. Navy photo by Mass Communication Specialist 3rd Class Robyn Gerstenslager (Released)

No era la primera vez que los que protagonizan estas páginas sufrían un incidente parecido, pues otro aparato CH-47 que participaba en la Operación “Red Wings” -junio de 2005- fue alcanzado por la granada de un RPG-7 talibán, resultado dieciséis SEAL muertos en la caída y tres más en los combates posteriores a la misma. En territorio de Afganistán llevan trabajando desde 2001 en todo tipo de tareas. También han estado especialmente activos en Iraq con ocasión de “Iraqui Freedom”. En esa Operación concreta se ha desplegado el mayor número de SEAL y de SWCC (Special Warfare Combat Crewmen) de la historia, usándolos en la protección de infraestructuras de la península de Al  Faw, en la “limpieza” de las aguas próximas a Khawr Az Zubary y Khawr Abd Allah, o en “raids” relacionados con la búsqueda de lugares donde se sospechaba escondían agresivos químicos, biológicos o radiológicos. 

011019-N-0000X-001
CORONADO, Calif. (Oct. 19, 2001) – Navy file photo of Basic Underwater Demolition/SEAL (BUD/S) graduating class 236. Navy SEAL Lieutenant Michael P. Murphy, 29, from Patchogue, NY is pictured on the far left side of the back row. Murphy was killed by enemy forces during a reconnaissance mission, Operation Red Wing, June 28, 2005, while leading a four-man team tasked with finding a key Taliban leader in the mountainous terrain near Asadabad, Afghanistan. The team came under fire from a much larger enemy force with superior tactical position. Murphy knowingly left his position of cover to get a clear signal in order to communicate with his headquarters and was mortally wounded while exposing himself to enemy fire. While being shot and shot at, Murphy provided his units location and requested immediate support for his element. He returned to his cover position to continue the fight until finally succumbing to his wounds. U.S. Navy photo (RELEASED)

Equipos de élite

Los equipos SEAL, como fuerzas de OE’s que son, tienen asignados una serie de cometidos genéricos que se refieren a cinco grandes áreas: acciones directas, reconocimiento especial, contraterrorismo, guerra no convencional y defensa de los intereses internos de otros países.

 

Dentro del primer grupo se engloban todas aquellas que sean ofensivas y que busquen la neutralización del adversario, por lo cual es usual que se asuman raids, emboscadas o asaltos para materializarlas, e incluso el despliegue de “sniper” empleando armas de alta precisión. Las del segundo grupo, ahora especialmente en boga, están dirigidas a vigilar u observar las actividades del enemigo para tener un mejor conocimiento de la situación general, aprovechando esos datos en beneficio de las misiones propias. También se engloban dentro de las de reconocimiento el seguimiento de actividades civiles o el reconocimiento de las aguas y de las playas previamente a un desembarco anfibio. El contraterrorismo está dirigido a eliminar aquella amenaza que suponen las actividades que llevan a cabo grupos de terroristas, realizando contra ellos acciones preventivas o de tipo directo. La guerra no convencional incluye una serie de cometidos específicos que no se pueden incluir dentro de otras de estas áreas. Su última tarea específica, que sería lo que aquí se conoce como asistencia militar, comprende labores de entrenamiento de fuerzas militares de países aliados -tanto equipos de OE’s como de fuerzas convencionales- para que sean autónomos a la hora de enfrentarse a distintas amenazas.

KETCHIKAN, Alaska — Sailors from Navy Seal Team 5, San Diego, Calif., and Navy Special Boat Unit 22 Detachment, Sacramento, Calif., (right) practice beach incursions during Northern Edge 2001 on March 24. Navy Seal Team 5 member, Torpedoman’s Mate 3rd Class Petty Officer Matt Bissonnette, scans the area during the team’s beach incursion practice. (U.S. Air Force photos by Tech. Sgt. Brian Snyder)

Complementarias de las anteriores son aquellas que les llevan a trabajar en reconocimientos hidrográficos, en cometidos de recuperación de determinado personal -desde alguien al que interrogar para obtener distinta información a un piloto que haya sido abatido en una zona especialmente hostil y deba ser localizado y extraído de ella- o hasta en operaciones contra los cárteles de la droga, cometido este último en el que actúan cooperando con fuerzas policiales o militares de los países a los que se les envíe.

Para poderlas asumir se trabaja dentro de una organización que es amplia y tiene numerosos recursos, núcleo que, en cuanto a número de efectivos, podemos cifrar es de casi nueve mil personas, la inmensa mayoría hombres pues la entrada de mujeres a los equipos de “comandos” ha sido, sistemáticamente, evitada. Unos dos mil quinientos son SEAL, setecientas tripulaciones de embarcaciones, setecientas personal de la Reserva, cuatro mil cien personas de apoyo y mil cien civiles contratados para distintos servicios.

031023-N-3953L-130
Stennis, Miss. (Oct. 23, 2003) – Members of Special Boat Team Two Two (SBT-22) practice narrow river beach extractions under hostile fire conditions. SBT-22’s primary mission is to conduct special operations in riverine environments. Special Warfare Combatant-craft Crewmen (SWCC) operate and maintain the state-of-the-art, high-performance boats and ships used to support Navy SEALs (Sea, Land & Air) and special operations missions. Focusing on clandestine infiltration and extraction of SEALs and other special operations forces, SWCC provide dedicated, rapid mobility in shallow water areas as well as open water environments. U.S. Navy photo by Photographer’s Mate 2nd Class Eric S. Logsdon. (RELEASED)
050505-N-3093M-007
Atlantic Ocean (May 5, 2005) – Members of SEAL Delivery Vehicle Team Two (SDVT-2) prepare to launch one of the team’s SEAL Delivery Vehicles (SDV) from the back of the Los Angeles-class attack submarine USS Philadelphia (SSN 690) on a training exercise. The SDVs are used to carry Navy SEALs from a submerged submarine to enemy targets while staying underwater and undetected. SDVT-2 is stationed at Naval Amphibious Base Little Creek, Va., and conducts operations throughout the Atlantic and Southern, and European command geographic areas of responsibility. U.S. Navy photo by Chief Photographer’s Mate Andrew McKaskle (RELEASED)

La estructura a la que nos referimos forma parte del USSOCOM. Se trata del Mando de Guerra Naval Especial de la Marina estadounidense (NSW, Naval Special Warfare), el que ocupa unas instalaciones propias localizadas en la Base Anfibia de Coronado, en el área de la californiana San Diego. Se constituyó como tal el 16 de abril de 1987. Hoy, se mantienen activos seis grupos de Guerra Naval Especial (NSWG, Naval Special Warfare Group), tres en Coronado y otros tres en la Base Anfibia de Little Creek (Virginia).  Los grupos -de la información que se conoce- están preparados para asumir el Mando, los entrenamientos, el equipamiento y el despliegue de escuadrones organizados en su seno. Lo están tanto para asumir diferentes ejercitaciones como para actuar en caso de contingencias y necesidades bélicas, apoyando a los comandantes regionales de las zonas a las que se les asignen, a los núcleos de OE’s de los diferentes teatros de operaciones y hasta a las flotas navales que se desplazan por los distintos mares y océanos. 

Su organización

Avanzando más en lo que es la organización del Mando NSW, incidiremos en cómo se configuran sus unidades: NSWG 1, en Coronado: equipos SEAL (ST, SEAL Team) 1, 3, 5 y 7,  NSWU 1 de Guam y NSWU 3 de Bahrein, y Unidad Logística (LSU, Logistic Support Unit) 1; NSWG 3, en Coronado: Equipo de Minisubmarinos (SDVT, Special Delivery Vehicle Team) 1 y LSU 3 operando desde Pearl City (Hawai), y Destacamento SDV 1 de Little Creek; NSWG 11, en Coronado: ST 17 de Coronado y ST 18 de Little Creek, los dos organizados combinando personal en activo y, sobre todo, de la Reserva; NSWG 2, en Little Creek: ST 2, 4, 8 y 10, LSU 1, y las NSWU 2 y 10 de Stuttgart (Alemania); NSWG 4, en Little Creek: Equipo de Botes Especiales (SBT, Special Boat Team) 12 en Coronado, SBT 20 en Little Creek, SBT 22 en Steniss (Mississippi) y la Escuela de Adiestramiento Técnico en el uso de pequeñas embarcaciones (NAVSCIATTS, Naval Small Craft Instruction and Technical Training School) de Steniss, y NSWG 10, en Little Creek: Centro de Apoyo a la Misión (MSC, Mission Support Center) de Coronado y núcleos de actividades de apoyo (SA, Support Activity) 1 en Coronado y 3 en Little Creek.

Además de los anteriores, la orgánica contempla un Centro de Guerra Naval Especial (NSWC, Naval Special Warfare Center) en Coronado, que aglutina tanto al Mando de Adiestramiento Básico (BTC, Basic Training Command) como el Mando de Adiestramiento Avanzado (ATC, Advanced Training Command) -el primero en Coronado y el segundo en la californiana Imperial Beach-, y el Grupo de Desarrollo o DEVGRU.

090408-N-3714M-045
KODIAK, Alaska (April 8, 2009) A cold weather training instructor monitors SEAL Qualification Training candidates while they spend five minutes in near freezing water during a re-warming exercise. Candidates completed the re-warming exercise after spending 48 hours in the Alaskan mountains learning how to navigate through the rugged terrain and survive the frigid conditions. The 28-day cold-weather training course, taught in Kodiak, is part of a yearlong process to become a U.S. Navy SEAL. (U.S. Navy Photo by Mass Communication Specialist 2nd Class Erika N. Manzano/Released)

Adentrándonos más en lo que es un Equipo SEAL, señalar que se trata de fuerzas de OE’s adaptadas para acciones de combate multipropósito y especializadas en el ámbito marítimo. Lo coordinada un Comandante e incluye unos trescientos efectivos repartidos en un elemento de Cuartel General (HQ, Headquarters), una Compañía de Servicios de Apoyo de Combate y tres núcleos de “comandos” (TU, Task Unit). Cada uno de estos últimos incluye su propio HQ y dos pelotones de hasta veinte SEAL -un teniente está al frente de cada uno-, aunque en algunos casos concretos alguno de sus componentes es especialista en desactivación (EOD, Explosive Ordnance Disposal). Para temas operacionales se suelen dividir en equipos de cuatro o cinco hombres. Cuando despliegan en operaciones lo suelen hacer acompañados de personal adscrito a los destacamentos de servicios de apoyo de combate, los CSSD (Combat Service Support Detachments). Hasta hace unos años cada Equipo estaba preparado para operar en un área determinada, aunque la aplicación de la doctrina NSW XXI llevó a hacer que sean multipropósito y multitarea; es por ello que se les suele destacar acompañados con apoyos de embarcaciones, con personal especializado en comunicaciones o en criptología, y con EOD’s.

Importante es el trabajo que realizan quienes están asignados a los SDV’s o a los contenedores estancos (DDS, Dry Deck Shelters) en los que se transportan los minisubmarinos. Su tarea se inscribe en el mantenimiento, traslado y la operación de unos medios que facilitan las inserciones y extracciones discretas, llevando a los “comandos” bajo el agua desde la plataforma portadora, un sumergible nuclear, hasta destino.

También son importantes aquellas inserciones y extracciones que realizan con medios de superficie. Es una especialización muy útil y que da un marcado carácter a los SEAL, pues recurren a ella en buena parte de sus actuaciones más significativas. Es por ese motivo que se han organizado tres equipos SBT:  12, 20 y 22. Los dos primeros operan con un núcleo de embarcaciones semirígidas (RHIB, Rigid Inflatable Boat) y uno de naves del tipo Mk V, mientras que el tercero lo hace con lanchas de casco rígido SOC-R (Special Operations Craft-Riverine) diseñadas para ser usadas en temas que suelen tener lugar en aguas interiores como ríos o pantanos, aunque disponen de otros modelos de embarcaciones de las que se conocen detalles e incluso algunos conceptos de los que nada se sabe. En todos ellos trabaja personal especializado en el manejo de embarcaciones y en la realización de cometidos especialmente dinámicos. A los tripulantes se les designa cómo SWCC (Special Warfare Combatant-craft Crewmen). Sus cometidos específicos son los mismos que los equipos de “comandos” a los que suelen transportar, añadiéndose también la realización de reconocimientos hidrográficos en las zonas donde operen.

Artículo publicado originalmente en la revista Tactical Online Octubre 2017

Tactical Online Octubre 2017