Vestimenta táctica para el profesional

Autor: Octavio Díez Cámara
Fotos: Autor y 5.11

El día a día de los profesionales de las Fuerzas del Orden Público y de las Fuerzas Armadas es hoy bien distinto del que les era característico no hace muchos años. La situación internacional, tras los atentados del 11 de septiembre de 2001 en las torres gemelas de Nueva York y otros muchos ataques tras aquellos, ha variado de forma sustancial con la generalización de la amenaza terrorista y una serie de operaciones, tanto policiales como militares, en curso en distintos escenarios del planeta para intentar reducirla o neutralizarla.

De un lado, con operaciones en escenarios tan complejos como las montañas de Afganistán o las áreas esteparias y costeras africanas, se han tenido que llevar a cabo una serie de operaciones en las que unidades militares han estado luchando contra diferentes núcleos y otras trabajan para asesorar a los locales para que ellos puedan, de forma eficaz, afrontar una problemática que se ha implantado en sus países y que les amenaza a ellos directamente e indirectamente afecta a la colectividad occidental. Las labores llamadas de asesoramiento o mentorización, que suelen asignarse a colectivos más reducidos, han requerido de pequeños núcleos de personal operando en algunos casos con ropa más informal que, frente a uniformidades estandarizadas, mejorase el confort e incidiese en la posibilidad de realizar movimientos más dinámicos. En algunos casos, lo que hacían es recabar información interrelacionándose con núcleos locales, por lo cual ciertas prendas les ayudaban a pasar más desapercibidos en un entorno que puede ser ciertamente hostil en el caso de que su presencia hubiese sido detectada.

De otro, ya en el contexto puramente policial, diferentes colectivos se han dado cuenta que las soluciones de uniformes más clásicos pueden no ser las más adecuadas para determinados trabajos. Se requieren prendas que transpiren mejor, que tengan una buena flexibilidad o que, entre otros detalles, permitan llevar a mano numerosos objetos, sistemas y elementos del equipo. La búsqueda de vestimenta más adecuada les ha llevado a decidirse, tanto en el caso de colectivos muy concretos como en situaciones en la que su posicionamiento en un determinado entorno deba ser más discreto, por soluciones comerciales que pueden satisfacer mejor lo que les es necesario.

¿Todas las opciones son válidas?

Tomando como referencia mi propia experiencia personal en muchos años de empleo de distintos tipos de ropa y de contacto con aquellos militares y policías que pueden requerir de la gama que aquí les presentamos, les diré que no todas las propuestas son válidas. Hay muchas gamas de productos, aunque no todos están bien elaborados desde el punto de vista fabril ni usan tejidos técnicamente desarrollados, lo que, seguro, incidirá en que las prestaciones que generen a quienes los usen no sean las óptimas. Es verdad que para algunos puede ser atractivo el adquirir prendas de coste bajo y aspecto táctico para sus cometidos. La realidad, y la experiencia en muchos casos también, demuestran que no todo lo que se propone puede ser bueno y que en muchos casos la oferta es mediocre o mala, siendo a la corta poco rentable su adquisición.

Es verdad, y así lo atestiguan muchos foros en la red de redes, que hay gamas de producto más elaboradas en las que se han ido incorporando prendas de diferente carácter y tipología que responden mejor a lo que unos u otros clientes pueden necesitar. En ellas, a través de procesos de investigación y desarrollo (I+D) más consistentes y elaborados se han ido vertiendo conceptos y prestaciones que van más allá del puro diseño estético y que se centran en alta resistencia al trato diario y a los lavados, en una buena transpiración, en un concepto que permite tener todo lo que se transporta muy a mano o en detalles que facilitan incorporar fundas para armas cortas como las Radar, bastones extensibles como los ASP, radios, linternas y demás para que puedan emplearse si llega el caso.

ASP Defensa Extensible Patrol

Avanzando en nuestro reportaje, les diré que el carácter de la vestimenta táctica va más allá de lo que es el aspecto visual. En muchos casos es lo primero que se percibe al verla, pero lo que más impacta a quien ha tenido la posibilidad de usarla es que aporta confort y prestaciones positivas, una dualidad que siempre es apreciada. Es por eso, que hay que informarse antes de elegir y comparar, porque, además, en el caso de las prendas mejor resueltas y elaboradas podemos encontrarnos que no son más caras que otras peor diseñadas y elaboradas.

Sí buscamos un balance excepcional de prestaciones y precio, la gama de 5.11 es la mejor solución, seguro. Llevan muchos años en el mercado, tienen una gama muy amplia y lo que ofrecen se ha ido beneficiando del input de los usuarios para ir, poco a poco pero sin pausa, introduciendo productos más específicos y desarrollados. Sus pantalones tácticos fueron seleccionados ya hace muchos años por el famoso FBI (Federal Bureau Of Investigation) estadounidense y aquel modelo ha intentado ser imitado y copiado por muchos, aunque sin conseguir las prestaciones que ofrecía. Siguiendo esa decisión, fueron muchas las agencias policiales que decidieron vestir a sus plantillas con ropa de carácter táctico, porque sus escenarios de trabajo o situaciones propias de su día a día así lo aconsejaban. Primero, como es ya muy tradicional en el sector profesional al que van dirigidas estas páginas, fueron los estadounidenses en hacerlo. Algunos policías, sobre todo adscritos a unidades de respuesta especial como los SWAT (Special Weapons And Tactics), acabaron trabajando para empresas privadas en distintos escenarios, lo que generó que los militares que allí se encontraban se fijasen en su vestimenta y también se decidiesen por ella.

Prestaciones distintas

En España, donde hay colectivos como la Guardia Civil o policías locales con sólo unas decenas de uniformados, es verdad que se ha venido propugnando el vestirlos de forma más clásica. Pese a que ese concepto está bastante implantado, hay grupos que llevan desde unos años decidiéndose por pantalones, camisas, chaquetones, forros polares y otros complementos que tienen un carácter más elaborado, mejores prestaciones y se corresponden con un diseño que combina lo táctico y lo operativo.

La actual gama de la compañía estadounidense 5.11 se acaba de reforzar con productos como los del tipo XPRT que, con un acabado en teflón, comprende el Tactical Pant, un pantalón especialmente duradero y funcional que ha sido diseñado con una cintura ajustable de bajo perfil y cuenta con bolsillos articulados en la rodilla donde situar rodilleras internas ENDO.K, y la camisa Rapid Shirt configurada con cinco bolsillos tácticos y con una tela que facilita que quien la usa permanezca fresco mientras lleva puesto encima un chaleco antibalas o un portaplacas. A ellos, sumar también el novedoso pantalón Fast-Tac Urban que, fabricado al 100% en poliéster ripstop, ofrece la durabilidad necesaria para su uso diario y aporta flexibilidad y transpiración, estando sus costuras y bolsillos reforzados.

Se suman a conceptos optimizados dentro de lo que es la vestimenta táctica del profesional -que por cierto, se adapta especialmente bien para actividades diarias no directamente relacionadas con el servicio- que incluirían pantalones cortos, como el Taclite y el Apex, y largos de esos mismos modelos y de otros que comprenden los avanzados Stryke TDU optimizados para ser componente básico del uniforme del futuro, Covert 2.0 que transmiten una imagen más profesional y están fabricados de forma que no destiñen ni encogen al lavarlos, o los Traverse que incluyen nada menos que diez bolsillos, son especialmente elásticos y cuentan con rodillas y costuras articuladas para beneficiar ese aspecto. Complementos idóneos de los pantalones, y con similares cualidades en cuanto a flexibilidad, elasticidad mecánica, resistencia a manchas o numerosos bolsillos para tener todo a mano, serían conceptos de camisas que incluyen las opciones TDU Rapid Stryke, TDU Stryke, TacLite Pro, Freedom Flex o Covert Classic, opciones a las que se suman otras hasta conformar una gama de prendas de manga larga y manga corta que suma unas cuarenta distintas.

Lo más básico de la vestimenta propuesta por 5.11 sería combinar un pantalón y camisa que pueden ser o no del mismo tipo, en función del cometido a cubrir. Se podrían complementar con camisetas tan avanzadas como la Sub-Z Quarter-Zip o las de tipo térmico y táctico; con polos como los modelo Profesional y Táctico; con chalecos como el Insulator que protege del frío y la humedad o los Taclite disponibles en configuraciones que permiten transportar equipo o unas placas antibala de gran capacidad de detención de proyectiles,…, o con chaquetas tecnológicamente muy elaboradas y de altas prestaciones que incluyen soluciones como las Valiant, Packable Operator, Paragon, Tac Dry o Reactor FZ Hoodie 2.0.

También, y así se ha generalizado entre diferentes colectivos de usuarios, es óptimo calzarse botas que incluyen modelos como los Ranger, Range Master y Master Waterproof, que a primera vista se asemejan a calzado deportivo convencional. Junto a ellos, botas de caña media y alta discretas de conceptos como el Pursuit Advance, Speed 3.0 Jungle, Taclite, HRT Advance o Tactical XPRT que son óptimas cuando se requiere de las prestaciones más avanzadas -alto confort en los pies, buen rendimiento en cualquier terreno y actividad, talón configurado para mayor control de impulso, refuerzos ocultos, suelas de larga duración, etcétera- y de no llamar mucho la atención a terceros. Asimismo, 5.11 también propone cinturones, gorras, gafas, guantes,…, que conformarían lo imprescindible para aquellos que busquen la mejor vestimenta táctica y las prestaciones más avanzadas del mercado.

Sería óptimo, interesándonos por aquella eficiencia profesional, contar con elementos complementarios al propio vestuario personal. Tener a mano, aprovechando los muchos bolsillos de las prendas reseñadas, soluciones de ASP que incluyen defensas extensibles como las F21 y F26, linternas como la Triad CR o la Tungsten CR2, y esposas como las Ultracuff de cadena o las rígidas plegables, es muy conveniente. No debe olvidarse, como complemento básico para poder tener a mano una pistola y llevarla con las mayores garantías de seguridad, optar por alguno de los excelentes modelos de funda proporcionados por Radar.

Fundas Radar: tecnología, seguridad y máxima disponibilidad

La funda para el arma corta, tanto para el profesional uniformado como para aquel que realiza otras actividades en su vida, es un elemento al que hay que dedicarle una atención especial. Facilitará tener a mano la pistola, desenfundarla con rapidez y hacer frente a una amenaza, todo ello sin dejar de lado detalles como la robustez o que incorpore mecanismos que inhiban que terceros puedan arrebatárnosla. Los técnicos de la firma italiana Radar tienen una amplia experiencia con modelos que gozan de una gran difusión en Europa.

Proponen diseños tan avanzados como el Xtreme que se caracteriza por incluir mecanismos antihurto nivel 3+ -para ella están disponibles distintos tipos de arneses tácticos de pernera-, de forma que se garantiza al máximo que el arma permanezca en su ubicación después de una larga carrera, tras una situación dinámica o en un forcejeo, facilitando que sólo el portador sea quien tenga acceso rápido a la misma. Sus formas y diseño hacen que se adapte especialmente bien al cinturón y al cuero, lo que hace cómodo el llevarla y muy funcional el utilizarla. Frente a las excelentes cualidades de la Xtreme proponen otras fundas más discretas entre las que se incluye una funda Táctica Interior de polímero especialmente resistente o soluciones tan clásicas como las tipo bikini de cuero moldeado disponibles para portar la semiautomática HK-USP Compact.

La combinación de productos como los reseñados de 5.11, ASP o Radar, disponibles en la web de AASIAS.com junto con otras gamas más. especialmente técnicas y con un excepcional ratio precio/prestaciones, permiten a militares y policías optar por un concepto de vestimenta de carácter más táctico, más profesional y más evolucionado que otros conceptos más clásicos y menos elaborados. Son una apuesta por tejidos más novedosos, diseños mejor resueltos y prestaciones muy distintas, por lo positivo, de soluciones más antiguas que poco tienen que ver con lo que hoy está disponible. Hay agencias, unidades, particulares,…, que ya se han decidido por propuestas y modelos como aquellos de los que aquí les hablamos. Si necesitas información adicional puedes hacerlo a través de los distintos canales de contacto que se incluyen en la página web AASIAS.com.

Artículo publicado originalmente en la revista Tactical Online Septiembre 2017

Tactical Online Septiembre 2017